Image default
Otros

¿Qué pasará con Worldpackers?

He estado en Worldpackers desde que se fundó el proyecto y comparto con nuestra comunidad lo que creemos que les sucederá a Worldpackers en un mundo post-covid.

Por Allan

Recuerdo la primera vez que un amigo me habló de Worldpackers.
Pensó que el propósito del proyecto tenía mucho que ver conmigo: una idea loca, creada por locos, que ofrecía una nueva y diferente forma de viajar y colaborar.
Y tenía toda la razón. Worldpackers me cautivó de inmediato y sí, era una idea de locos.

¿Quién en el mundo vería el valor de «trabajar gratis» en lugares remotos? Por otro lado, ¿quién aceptaría recibir y alojar a desconocidos para ayudar con sus hostales, hogares y proyectos?

Ya conoces la historia. Han pasado seis años y después de miles de experiencias e intercambios, Worldpackers pasó de ser la plataforma de personas con un toque de locura a convertirse en una red de personas valientes.
Valientes que viajan por el mundo con sus mochilas en la espalda, sin importar que dijeran lo peligroso o insignificante que sería.

Valientes que dejaron de lado sus seguridades para aprender de las incertidumbres a lo largo del viaje.

Valientes que renunciaron a su trabajo, arriesgándolo todo para probar diferentes estilos de vida.

Valientes que cambiaron el turismo tradicional por la experiencia de aprender, compartir e impactar.

Valientes que abrieron sus puertas para darles la bienvenida a aquellos que no podían viajar, si no fuera por el voluntariado.

Valientes que enfrentan sus miedos y anhelos de buscar algo más grande.

Valientes que vieron un evento global inesperado que invita no solo a una comunidad, sino a todo el mundo, a ser más valientes que nunca.

Si antes, ya vivíamos una realidad incierta en el aspecto personal y colectivo, ahora es como si estuviéramos caminando en la oscuridad. Escenario que exige coraje, especialmente en la elección entre satisfacer un deseo personal o satisfacer una necesidad colectiva.

El dinero ahorrado para viajar de vacaciones o tomar un año sabático ahora está destinado a mantenernos saludables, ayudar a nuestras familias y a quienes más lo necesitan. Viajar, especialmente fuera del país, será más difícil que nunca.

El turismo experimenta un trauma sin precedentes. Viajar ya no será una forma viable de entretenimiento. El turismo tradicional tiene su lado positivo, al mover la economía de las ciudades y las comunidades. Sin embargo, tales recursos no serán suficientes.

Nuestro mundo ya no admite relaciones e intercambios puramente regidos por el dinero.

Usted y yo ya sabemos cómo viajar es una herramienta poderosa para la transformación local y global. Viajamos para compartir nuestras habilidades con quienes pueden aprovecharlas al máximo.

Viajamos para vivir momentos y adquirir experiencias que no se pueden aprender en un salón de clases.

Viajamos para entender diferentes realidades y elegir la que tenga más sentido para nosotros. Una nueva realidad, que no es perjudicial para las personas ni la naturaleza y que reúne nuestras semejanzas, no nuestras diferencias.

Ya no viajamos solo por viajar. Viajamos porque es nuestra forma de contribuir y existir en este mundo.

Aun así, el mundo que conocemos exigirá formas más sostenibles de viajar y relacionarse «post-covid».

Continuaremos buscando oportunidades que puedan respaldar nuestras intenciones más profundas, como la libertad, la conexión y el propósito.

Encontraremos otras formas de contribuir al mundo, trabajar y desarrollarnos. El planeta exige de nosotros, que tenemos privilegios, la generación de nuevas oportunidades. Se nos pedirá que asistamos activamente en proyectos en nuestras comunidades donde el viaje voluntario local será una de las innumerables formas de contribuir.

Gran parte de la humanidad conoce esta necesidad desde hace algún tiempo. Muchos de los anfitriones Worldpackers tienen las respuestas que estamos buscando para este «nuevo» mundo. Las ONG, los proyectos ecológicos y colectivos nos han enseñado durante décadas para dónde y cómo remar.

También veo un mundo en donde las comunidades y redes como Worldpackers ya no serán un nicho o una «locura», sino una solución global necesaria. No solo vamos a ser más valientes que nunca, sino que seremos aquellos que se preocupan.

Como me dijo una vez un worldpacker, «el objetivo del voluntariado no es cambiar el mundo, sino ser voluntario», el objetivo de nuestra comunidad, la comunidad Worldpackers, no es cambiar el mundo, es mostrarles el camino a quienes lideran el cambio.

Nos vemos en el siguiente paso.

Más de 500 oportunidades para viajar y voluntariar en el exterior.

Regístrate en Worldpackers y obtene 10 dólares de descuento usando el código: 4SINBRUJULA o ingresando en la siguiente pagina

https://www.worldpackers.com/es/promo/4SINBRUJULA?utm_source=affiliate&utm_medium=referral&utm_campaign=4SINBRUJULA

Comprando la membresía durante el mes de mayo, obtené 6 meses extras para poder seguir haciendo voluntariados por el mundo.

 

Comentar

Relacionadas